Friday, April 27, 2007

Como Cristo amó a la Iglesia, ama a tu esposa

Únicamente el matrimonio logra alcanzar la felicidad cuando el esposo y la esposa determinan Someterse a vivir en el temor de Dios.
La buenaventura en el funcionamiento del hogar no depende de la sabiduría humana, sino de la Dirección divina, que es la fuente de "Toda buena dádiva y todo don perfecto."
La desdicha que cobija a una gran parte de los cónyuges se debe en gran manera al olvido de los Principios establecidos por Dios para bendecir a las familias de la tierra.
Navegando en internet encontramos en el portal "renuevodeplenitud.net,"
la siguiente anécdota:
"Un esposo fue a visitar a un Sabio consejero y le dijo que ya no quería a su esposa y que pensaba separarse.
El Sabio lo escuchó, lo miró a los ojos y solamente le dijo una palabra: Ámela.
Luego se calló.
-Pero es que ya no siento nada por ella.
-Ámela, repuso el Sabio.
Y ante el desconcierto del señor, después de un oportuno silencio,-Agregó lo siguiente:
"Amar es una decisión, no un sentimiento; Amar es dedicación y entrega.
Amar es un verbo y el fruto de esa acción es el Amor.
El Amor es un ejercicio de jardinería: arranque lo que hace daño, prepare el terreno, siembre, sea paciente, riegue y cuide.
Esté preparado porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvia, mas no por eso abandone su jardín. Áme a su pareja, es decir, acéptela, valórela, respétela, darle afecto y ternura, admírela y compréndala.
Eso es todo "Ámela".
Preciosa reseña.
Consejo inteligente y sabio sería atesorar en el portafolio matrimonial, cada una de las enseñanzas derramadas en la narración,
como si fueran "Las cuerdas de amor" que JESÚS empleó Para cautivar nuestras atenciones hacia ÉL.
"Maridos, amad a vuestras mujeres, así como CRISTO amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo Por ella,". Efesios 5:25.
El amor jamás se extingue, Todo lo puede.

No comments: